cayome del cielo
una preciosa piedra
al caminar

zafiro podria ser
su nombre o esmeralda
sin yo pensar

deteniendose
a mi lado el viento
y con algo de tiempo
para respirar


sintiendome
a su lado mas pequeño
una vez mas

caminando por la playa
yo me agachaba a todo
lo que brillaba


recogia cada piedra
con teson
me llamaban
la atencion


pero teniendo
en la mano
este regalo
del cielo


hace tiempo
que me planteo
no volver a recoger
nada del suelo


la conservo
con la mano abierta
para no privarla
de su libertad

tan bella la hizo
esa condicion
de no privatizar

abriendo la caja
de las sorpresas
que me queda
ya por ver

siempre hay
algun regalo nuevo
para sorprender

 

Add Your Comments

Related Videos